Image source: @Brent via Flickr

11 consejos para viajar cómodamente en verano con perros senior

El hecho de que su perro esté entrando en su edad dorada no significa que no pueda disfrutar de sus viajes de verano como siempre. Sin embargo, hay cosas que debes tener en cuenta antes de emprender tu próxima aventura cuando tienes un perro senior. Aquí hay 11 consejos para garantizar un viaje divertido y seguro para todos.

1 – Terreno

A los perros senior les gusta un buen paseo tanto como a cualquier otro perro. Sin embargo, ya no están preparados para esas caminatas empinadas y escarpadas hasta la cima de las montañas como antes. Elija un lugar con un terreno que se adapte a su compañero de edad.

2 – Temperatura

Los perros mayores son más sensibles a las temperaturas extremas, por lo que debe planificar un viaje a un lugar con un clima moderado. Por ejemplo, un viaje al Gran Cañón en agosto, donde puede haber más de 100 grados durante el día y luego bajar a 40 grados por la noche, podría no ser una opción ideal.

3 – Duración de las salidas

Aunque el terreno y la temperatura estén bien, sea consciente de cuánta actividad puede soportar su perro mayor antes de necesitar un descanso. Planifique salidas más cortas o disponga de un lugar para descansar antes de regresar. Esto es especialmente importante para los perros grandes que no pueden ser llevados en brazos en caso de que ocurra algo.

4 – Suministre mucha agua

Los perros mayores, especialmente si tienen problemas de tiroides, pueden necesitar beber más que un perro más joven en el mismo paseo. Asegúrese de llevar agua adicional.

5 – Tenga un plan de emergencia

Asegúrate de saber dónde está el veterinario más cercano en caso de emergencia. Es mejor no salir del alcance del móvil por si necesitas llamar a alguien para que venga a recoger a tu perro.

6 – Staycation

Esta es una gran opción para un perro mayor, especialmente para los perros que necesitan medicamentos o que van al veterinario con frecuencia para recibir líquidos. Tómese un tiempo libre y pase el tiempo con su mejor amigo en sus lugares favoritos, tal vez haciendo un viaje de un día o dos.

7 – Lleve su cama

Las articulaciones de los perros viejos pueden ponerse rígidas y doloridas, especialmente si tienen que estar sentados en el coche durante un viaje largo. Asegúrese de que su perro esté cómodo llevando su cama ortopédica para usarla tanto en el coche como en el hotel.

8 – Haga muchos descansos

Tanto si va en coche, como si camina o hace una combinación de ambas cosas, su perro mayor se verá afectado. Asegúrese de planificar muchas más pausas que le permitan descansar. Además, necesitará más descansos para ir al baño que un perro más joven, así que prepárelo también.

9 – Alojamientos

Piensa en las necesidades especiales de tu perro antes de reservar una estancia en cualquier establecimiento que admita perros. ¿Puede subir escaleras? ¿Necesita poder salir rápidamente para ir al baño? (Si es así, no querrá estar en el piso 20 de un hotel) ¿Tiene medicamentos que necesitan estar refrigerados o comida que necesita calentarse? Haga una lista y asegúrese de que un lugar se ajusta a ellos antes de reservarlo.

10 – Visite a su veterinario antes de partir

Una visita rápida antes del viaje para asegurarse de que su perro está en buen estado de salud es una gran idea. Puede evitarte disgustos en el camino si tienes que dar la vuelta o acabas quedándote en alguna ciudad con tu perro en un veterinario desconocido. También es un buen momento para preguntar si el veterinario cree que su perro está a la altura de las actividades que ha planeado.

11 – Escuche a su perro

Si le dice que está cansado, hambriento, sediento, que tiene demasiado calor o frío, escúchelo. Incluso si eso significa cambiar tus planes para el día o acortar tu viaje.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *