Las 10 cosas que tu perro adora destrozar

Los zapatos nuevos

Si tienes un perro en casa, seguramente te has enfrentado a la frustración de ver cómo destroza tus zapatos nuevos en cuestión de segundos. Los perros tienen una extraña fascinación por morder y desgarrar los objetos que despiertan su curiosidad, y los zapatos nuevos no son la excepción. Aunque te desesperes al ver tus preciados zapatos convertidos en un montón de pedazos, recuerda que para tu perro es una forma de liberar estrés y mantener sus dientes sanos y fuertes.

Los cojines del sofá

Cuando llegas a casa y descubres que tu perro ha destrozado los cojines del sofá, es difícil contener la frustración. Sin embargo, este comportamiento es común en los perros, especialmente cuando se quedan solos por largos periodos de tiempo. Los cojines representan una presa ideal para su instinto de caza y masticación, por lo que es importante entrenarlos para que entiendan cuáles son los objetos permitidos para morder y cuáles no lo son.

Los juguetes de peluche

Los juguetes de peluche son una de las víctimas favoritas de los perros. Aunque los compres con la intención de que tu mascota los disfrute durante mucho tiempo, es probable que terminen destrozados en poco tiempo. La textura suave y esponjosa de los peluches despierta el instinto cazador de los perros, quienes disfrutan deshaciéndolos en pedazos y sacando el relleno. Siempre es recomendable supervisar el uso de estos juguetes para evitar que tu perro ingiera partes dañinas para su salud.

Las plantas del jardín

Si tienes un jardín en casa, seguramente has experimentado cómo tu perro destroza las plantas en más de una ocasión. El olor y el sabor de algunas plantas resultan irresistibles para los perros, quienes no dudarán en arrancarlas, masticarlas e incluso desenterrarlas. Para evitar que tu jardín se convierta en el campo de juegos de tu mascota, es importante educarla y proporcionarle alternativas seguras para satisfacer su necesidad de explorar y jugar al aire libre.

Los objetos de plástico

Los objetos de plástico, como botellas, recipientes y juguetes, suelen ser presas fáciles para los perros. El sonido crujiente al romperse y la textura dura y resistente despiertan el interés de los perros, quienes disfrutan jugando y mordisqueando este tipo de objetos. Asegúrate de recoger y desechar cualquier objeto de plástico roto para evitar que tu perro se lastime al jugar con ellos.

Las almohadas

Las almohadas no son inmunes al instinto destructivo de los perros. Su forma suave y esponjosa las convierte en un objetivo tentador para la masticación. Si encuentras tus almohadas desgarradas, es importante evitar regañar a tu perro después de que haya cometido la travesura, ya que eso solo generará confusión y ansiedad en él. En su lugar, enfócate en proporcionarle juguetes y huesos apropiados para morder y distraerlo de las almohadas.

Los cables eléctricos

Destrozar los cables eléctricos puede representar un peligro real para tu perro, ya que podría sufrir una descarga eléctrica o ingerir piezas de los cables que podrían causarle daño interno. Si notas que tu mascota muestra interés en morder los cables, es importante tomar medidas para protegerlo. Utiliza protectores especiales para cables o manténlos fuera de su alcance para evitar accidentes.

Quizás también te interese:  Consejos para cuidar perros sordos

Los libros y revistas

Aunque a ti te cueste entenderlo, los libros y revistas pueden resultar sumamente atractivos para tu perro. El olor del papel, la textura y el sonido al rasgar las páginas despiertan su curiosidad y le incitan a destrozarlos. Si deseas mantener tus libros a salvo, es importante guardarlos en estantes o espacios cerrados donde tu perro no tenga acceso, y proporcionarle alternativas de juegos que le mantengan entretenido y alejado de tus lecturas.

Los contenedores de basura

Quizás también te interese:  Cómo manejar la ansiedad por separación en mascotas

El olor a comida y los restos de alimentos en los contenedores de basura son irresistibles para los perros. No es raro que intenten abrirlos y hurgar en su interior en busca de tentadoras sorpresas. Para evitar que tu perro destroce los contenedores de basura y se exponga a sustancias dañinas, es importante asegurarse de que estén bien cerrados o ubicarlos en un lugar al que tu mascota no pueda acceder.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *